sábado, 16 de julio de 2011

RECORDANDO AL MAESTRO PEDRO CHALLE

Pedro Challe nació en 1882 en el limeñísimo barrio de San Sebastián, cerca de la iglesia de Las Nazarenas y el santuario de Santa Rosa de Lima en la antigua calle "Comesebo" -tercera cuadra de la Av. Tacna- razón por lo cual desde pequeño heredó esa picardía y criollismo nato propio de los limeños de nuestra Lima que se fue.
Sus cuadernos escolares y las paredes de su casa fueron mudos testigos de las enormes condiciones artísticas de este jovial muchacho, hijo de un francés y una bella dama mexicana motivo más que suficiente para recibir la autorización de sus padres e iniciarse "profesionalmente" como dibujante en 1904, en la revista Actualidades que dirigía Luis Fernán Cisneros. En ella Chale supo transmitir con su inconfundible trazo la variopinta vida de los limeños en hilarantes situaciones, por ello el destacado periodista Federico More escribió: "Es el mejor continuador de Pancho Fierro, con perfección plástica que el acuarelista del siglo pasado no conoció. Pedro Challe ha trazado como nadie los tipos de Lima".
Igualmente el notable pintor y crítico de arte Teófilo Castillo acotó; "Challe tiene páginas de humorismo netamente criollo, rico de intención, exactitud y línea. Es para mi paladar el más castizo de nuestros caricaturistas: sabe inspirarse en el ambiente propio, no necesita correr mentalmente a París en busca de tipos para su lápiz".
En 1912, en plena vorágine de páginas enteras de tiras de humor extranjeras, Challe crea para La Crónica de Lima una de sus mayores obras periodísticas: La Semana Cómica, una verdadera joya del dibujo en el cual logró plasmar todos los matices del mestizaje racial peruano con irreverentes personajes. Ese mismo año también crea la primera serie peruana "Cinema", cuyo personaje principal era un niño cada vez más malcriado y agresivo "curtido" por las constantes palizas de sus educadores.
Pedro Challe (1882-1959)
Fue colaborador permanente de las revsita norteamericana Review and Reviews, Blanco y Negro y El Sol de Madrid. Caras y Caretas y El suplemento de Buenos Aires. Igualmente de El Universal de Caracas y algunas revistas uruguayas. Durante su corta estadía en Chile -a inicios de la Primera Guerra Mundial (1914-1915)- también colaboró en Sucesos, ilustrando las noticias graciosas del mundo que llegaban cablegráficamente. Cuando cumplió los 20 años recibe una pequeña herencia familiar y viaja a Francia, lugar donde alterna con la vida y bohemia de la ciudad luz. Quienes lo conocieron en sus mejores épocas dan fe de sus arrestos juveniles y su pasión por los toros, el teatro y la tertulia limeña. Fue un auténtico bohemio de camisa bien almidonada y traje a la moda. Sombrero "borsalino", terno oscuro de casimir inglés, bastón y escarpines en invierno. Traje blanco o de seda cruda, "sarita" (sombrero) y zapatos blancos o amarillos en verano. Los ojos rasgados con mirada penetrante e irónica y la fina sonrisa a flor de labios.
En 1924 presenta su Mataperradas de Gordete y Calambrito, que es todo un éxito junto a sus trabajos en la serie Diccionario de la Lengua Castellana y el Epistolario ilustrado
Su gran amigo y colega Julio Málaga Grenet también consignó en un artículo sobre Challe: "La moderna tira de historietas que tanta boga tiene en todo el mundo, tiene en Challe un mantenedor sistemático". Aunque con línea exagerada, propia de la caricatura, el atuendo indumentario de los personajes perennizados por el lápiz de Padre Challe es, igualmente, documento fehaciente de las modas de su época.
Los que amamos el mundo de viñetas y papel debemos tener siempre presente que Challe nos dejó como herencia más de cincuenta años de fructífera y memorable producción gráfica y narrativa, herencia que será para nuestra historieta nacional un bien invalorable e imperecedero.
El 27 de abril de 1959 fallece en Lima el maestro Pedro Challe, y para los que siempre lo recordamos, su ausencia física se reduce un poquito cada vez que tenemos la posibilidad de transitar por una pequeña calle que  merecidamente (y en un justo reconocimiento) lleva su nombre en la Urbanización Corpac de San Isidro...SIGAN MUNDOCOMICS!!!

  El 28 de Julio de 1954, en una cermonia por fiestas patrias, el alcalde de Lima Luis T. Larco, condecora a Pedro Challe con una medalla de oro y un diploma por sus 50 años de trayectoria.


  
Algunos memorables trabajos del maestro Challe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada