viernes, 11 de mayo de 2012

DIBUJANDO CON GINO CECCARELLI...

Durante nuestro paso por la última etapa -hasta ahora- de "Monos y Monadas" -años 2001-2002- tuvimos la oportunidad y el grato honor de compartir momentos con algunos consagrados dibujantes como Carlín, Juan Acevedo, Pepe San Martín, Javier Prado, entre otros, quienes eran piezas fundamentales en el llamado "Comité Divertido" de Leonidas Yerovi. Muchas ideas, muchas opiniones, muchas ocurrencias, mucha camaradería, muchas bromas y al final "salían" muchos chistes para el próximo "Monos"...
A la salida de una de esa reuniones, nunca voy a olvidar el comentario de Acevedo sobre el ya avasallante e irremediable uso de la computadora en la vida de un dibujante. "Sí, Pepe, he visto que la computadora puede hacer maravillas con los trabajos de los dibujantes, pero la verdad que la chamba manual es irremplazable", le decía a Pepe San Martín. "No hay nada como sentir la textura de la cartulina, del borrador, hacer tus trazos, tus lápices y oler la tinta chinal, la acuarela, la tempera o tus aguadas a la hora de hacer los acabados", "Definitivamente, es otra cosa, hermano". "Por lo menos a mí, déjenme con mis metodos tradicionales...por ahora". "Ese encanto es único", "Es parte de nuestra vida misma"...Acotó algo nostálgico el creador del Cuy.
Hoy en día muchos dibujantes aprovechan al máximo la tecnología de los programas gráficos y logran cada vez más sorprendentes resultados. Muchas aplicaciones. Muchos metodos. Muchos estilos y muchos resultados: algunos notables, otros regulares y la gran mayoría...para el olvido.
Gino Ceccarelli
Soy un convencido que la principal causa de un excelente trabajo digital es -y será siempre- solo UNA: su buena formación básica como dibujante tradicional -fruto de su sacrifio, empeño y amor por el dibujo- y haber tenido la posibilidad -o suerte para los creyentes- de compartir labores, enseñanzas y consejos con algunos profesionales, pues en este maravilloso mundo de viñetas siempre han existido "técnicas", "metodos" y "secretos" para lograr mayores y mejores resultados en sus ilustraciones.
Gino Ceccarelli (Iquitos 1960), notable dibujante de "Extra" en los años 80, marcó todo un estilo y sus trabajos siempre llamaron la atención no sólo por sus mágicas y oníricas composiciones sino también por sus llamativos "efectos especiales" de luces, sombras, explosiones y destellos en cada uno de ellos. Es harto conocido que en esos años la tinta china y la tempera blanca -española, para variar- formaban un duo verdaderamente eficaz gracias -en gran parte- a la complicidad y el buen -y distinto- uso de un simple CEPILLO DENTAL. Siempre acostumbraba "negrear" todas los fondos y cielos para luego echar tempera blanca -diluida con un poco de agua- en el cepillo y rociarlo con ayuda de su dedo pulgar en las partes a resaltar de manera gradual para lograr el efecto deseado. En algunos casos era indispensable el uso de papel "glasín" (transparente) pegado con "cemento" (de fácil despegar) en determinados espacios del dibujo  para dejar en "blanco" los sitios deseados y hacer los destellos y efectos deseados alrededor de ellos despues.
Esos eran algunos de los maravillosos -y eficaces-efectos manuales. Esos eran los maravillosos años 80...Tiene razón Juan Acevedo, ese encanto era verdaderamente único. Era parte de nuestra vida...Sigan con MUNDO COMICS!!!












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada