jueves, 27 de septiembre de 2012

MARINO SAGÁSTEGUI EN "EXPRESO"

Marino Sagástegui y la revista "Gente" de 1978
A inicios de 1982, Julio Condezo, un dibujante de historietas, publicista y colaborador de "Jaimito" y de algunas editoriales vivía muy cerca de mi casa y al enterarse de mi afición por el dibujo me visita. Luego de ver mis primeros trazos entablamos una buena amistad. Un par de semanas después me presenta a Bernardo Prado, también dibujante y colaborador de la editorial "Bruño" (hasta el día de hoy), quién vivía a tres cuadras de nosotros.
Por razones de trabajo, tertulia y de constante aprendizaje, Bernardo visitaba frecuentemente a mis vecinos y nuevos amigos dibujantes José Málaga y Condezo y de paso aprovechaba para ir a mi casa para saludarme y hablar del mundo de los ilustradores y sobre historietas.
Hicimos una fraternal amistad a tal punto que me vendió algunos libros de gran importancia e interés para mí, como el de Andrew Loomis (Edición argentina), "Cómo dibujar historietas" (España), entre otros, e hicimos alguno que otro intercambio de cómics.
Como coleccionista, compilador e investigador -que ya era por esos años- una de las publicaciones que me obsequió y más me agradó y llamó mi atención fue una revista "Gente" de 1978, dirigida periodísticamente -ese año- por Carlos Sánchez Fernández, un gran amigo y mentor de muchos dibujantes nacionales. Bajo el título "SEIS GENIOS PERUANOS TRIUNFAN EN USA", la revista de Enrique Escardó había dedicado sus primeras páginas a una amena, interesante y extensa nota sobre la vida, trayectoria y éxitos de un grupo de artistas peruanos, la misma que fue escrita por el mismo Sánchez Fernández bajo el seudonimo de "Sar Fer" y que hicimos pública en nuestro blog ( http://mundocomics2011.blogspot.com/2011_10_01_archive.html ) en octubre pasado.
A inicios de este año tuvimos la oportunidad de conocer, gracias al "Tío Carlitos" -Carlos Sánchez Luna-Victoria-, a Marino Sagástegui Córdova, uno de los principales protagonistas de esa publicación y de quién habíamos visto muchos trabajos publicados en el Perú y el mundo.
"Expreso", diario que acogió a Marino en sus inicios allá por 1961, publicó el último fin de semana una interesante entrevista a este recordado "monero" peruano radicado desde hace muchos años en México y que reproducimos integramente para el agrado de todos los aún recordamos con cariño y nostalgia al popular "mono" Sagástegui.
Es necesario mencionar que desde inicios de este año y durante algunas semanas Marino estuvo colaborando con su diario mater luego de ¡51 años!...Nada menos.

Carlos Sánchez Fernández, Marino y Martín Isla

Diario "Expreso"

Marino Sagástegui: Una vida llena de caricaturas

La ventaja de saber dibujar, tener sentido del humor y ser periodista.
Uno de los personajes entrañables que hace unos días visitó nuestra redacción es el reconocido caricaturista peruano Marino Sagástegui Córdoba, más conocido en todo el mundo hispano como “Marino”, quien a sus 73 años, recuerda con entusiasmo sus inicios en nuestra redacción, cuando Expreso vio la luz, allá en el año 1961.
“Yo diseñé el logotipo y le puse el color, por encargo de Manuel Mujica Gallo, además agregué un slogan que rezaba: Expreso, algo nuevo bajo el sol”, así vio sus primeros días este tabloide, nos cuenta emocionado.
“Estuve solo los dos primeros años, luego por recomendación de unos amigos periodistas decidí emigrar a los Estados Unidos, sin embargo, finalmente recalé en México, país al que quiero mucho y que he pasado mis últimos 50 años de vida, trabajando como caricaturista del diario Excelsior.
Con ello, Marino nos recuerda que el vocablo “ex” siempre ha estado presente en su vida, porque muy joven trabajó en una revista política llamada Extra, luego siguió en el diario Expreso y finalmente estuvo ligado largamente al diario Excelsior, el diario más leído de México.
“Gracias a Dios he podido viajar por todo el mundo y he conocido a gente muy importante”, considero que he sido feliz, recuerda este notable caricaturista que supo innovar con sus trazos.
Al preguntarle sobre sus inicios recuerda emocionado: “Todo comenzó cuando Oswaldo (ahora un reconocido pintor), mi hermano, tenía siete años y yo, cinco. Estábamos aún en Huánuco, y él, para poder entrar al cine, se ponía a dibujar en la pista, con una piedra llamada queca -que manchaba como si fuera tiza-, a los vaqueros que salían en las películas. Y la gente se juntaba alrededor para mirar. Él dibujaba y yo recogía el dinero hasta que teníamos para las entradas", recuerda.
También recuerda que junto a su hermano, mandaba dibujos al diario La Crónica y el pago de ellos era que los publicaran, así empezó a publicar en medios de comunicación. “Pero recuerdo que en el año 57 hubo un Campeonato Sudamericano en el Perú; entonces, busqué a un editor y le propuse que publicara un álbum de los jugadores pero que, en vez de fotos, usara caricaturas que iba a hacer yo. Fue el álbum Golazo, que dio un dineral, aunque para mí fue solo el 3%’’.
Caricatura política
Su inclinación por la caricatura política se inicia en el 58 en Panamericana Televisión. “Yo ilustraba para el noticiero El Panamericano. En esa época, digamos que alguien hablara de Fidel Castro en el programa, mi trabajo era dibujar a Fidel mientras hablaban. Eran como 10 o 15 caricaturas por programa”, recuerda.
Posteriormente, hizo trabajos publicitarios para la empresa Backus y Johnston, sin embargo, no olvida que fue en Expreso, que se le dio libertad para que imponga sus ideas en sus caricaturas.
De manera anecdótica recuerda que en esa época se rumoreaba que Víctor Raúl se iba a casar con una periodista. Saqué una caricatura que decía: ¿Oiga, don Víctor Raúl, es cierto que piensa casarse? Y Haya de la Torre sacaba su pañuelo y respondía: ¡A más calumnias, más aprismo!. Y se publicó en la primera página del periódico.
Al preguntarle sobre qué se necesita para ser caricaturista, Marino nos dice: se requiere saber dibujar, tener sentido del humor, ser crítico, ser mordaz, tener el don de la síntesis y ser periodista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario