miércoles, 19 de octubre de 2011

ATILIO URBINA Y SUS CARICATURAS...

Durante nuestro paso por "Expreso" y "Extra" solíamos trabajar durante las noches (algo casi común en los 80 e inicios de los 90) y a veces nos quedabamos hasta altas horas de la madrugada ya que ambos diarios -sobre todo "Extra"- cerraban a la medianoche y mucho más tarde si las noticias así lo ameritaban...El trabajo, la amistad y la bohemia eran inseparables y en algunos casos confabulaban milimétricamente para amenizar la conversa con algunas cervezas...Una calurosa noche del verano de 1992, los dibujantes Julio Barreto, José Jiménez, Beto Ampuero y algunos amigos periodistas vimos acercarse lentamente a un señor de unos 55 años. Hasta ese momento no sabíamos de quién se trataba pero alguno de nosotros lo saludó y él nos extendió la mano a todos. "Hola, me llamo Atilio Urbina", me dijo ese amigo al momento de saludarnos. Fue una de las más agradables sorpresas que me toco vivir ese año. Todos continuaron conversando muy animadamente -la cebada ya calaba en nosotros-, y yo empecé a mirar algo sorprendido y alegre al gran caricaturista que "ya conocía" a través de sus trabajos publicados en los diarios "Ojo" y "Correo". Admiraba el fino trazo de sus caricaturas y la gracia y precisión de los mismos. Me sorprendía también su exagerada timidez. "He venido a conversar con Carlos Sánchez Fernández -el director de "extra" en eso años- sobre algunas dibujos que tengo que hacer para este fin de semana y me hizo quedar hasta estas horas tomando un par de tragos, caray", nos dijo algo preocupado. Eran cerca las 11 de la noche y no quería ir  a su casa de San Miguel por temor a ser asaltado. Su miedo fue nuestro mejor aliado para entablar una amena conversacion con el gran maestro Atilio.
Lamentablemente no podíamos tener una conversa personal ya que el grupo estaba cada vez más euforico y en conversaciones cada vez más vanales y atisonantes. Atilio Urbina, de paternal mirada y pausado diálogo trataba de ser agradable a nosotros sin imaginar que nosotros queríamos serlo con él. De figura regordeta, cabello ensortijado y baja estaura, vestía una camisa a rayas y un par de sandalias de cuero. Se apoyaba en recio bastón marrón de elegante acabado y a todas luces se notaba que brindaba alegremente con nosotros para no desentonar y protegerlo de cualquier amigo de lo ajeno que rondaba por ahí. De vez en cuando se reía con sinceridad y contaba alguna que otra anécdota. Nuestro amigo preguntaba constantemente la hora y las mismas avanzaron más rápido que nunca. Las luces del alba nos decían que la retirada estaba cerca y uno de los primeros que lo hizo fue Atilio Urbina, uno de los más grandes caricaturistas que tuvimos el privilegio de conocer horas ántes y de quién nos despedimos con abundante nostalgia. Lo vimos alejarse lentamente con el apoyo de su bastón y con su amplia sonrisa. Lamentablemente no lo volvimos a ver nunca más a pesar de trabajar al lado de su hijo, quien se desempeñaba como redactor de policiales en el diario limeño. Siete años más tarde nos enteramos de su prematura y sensible desaparicion. Una gran pena nos embargó pero un gran recuerdo nos quedó...SIGAN MUNDOCOMICS!!!
"Tim" por partida doble y Roberto Scarone (1981)
Zacarías, "Tim" y "Manguera" Villanueva
Barbadillo, Cueto, La Rosa, Cubillas y Oblitas.
Bilardo, Oscar Avilés y "Patrulla" Barbadillo
Juan Mosto y "Aló" Gisela
"Chalo" Reyes y Alvaro "Guayavera sucia" Gonzáles
Efraín "Betito" Aguilar
Nuestro últimos mundialistas: "Tim", Duarte, "Panadero" Díaz, José Velásquez, Héctor Chumpitaz, Roberto "Cucurucho"Rojas, "El loco" Quiroga, Barbadillo, César Cueto, Guillermo La rosa, Julio César Uribe y Oblitas.
Suplemento de "Correo" (1977)
Belmont, Felpidini y el recordado Alex Valle

3 comentarios:

  1. Excelente caricaturista, aunque conocía sus trabajos y los cuales fue siempre muy acertado en los parecidos no llegué a conocerlo personalmente, pero con leer tu artículo me ha bastado y creo que es otro de los grandes artistas de nuestro medio.
    Me gusto la anécdota, de eso se trata, de conocer partes o vivencias nuestras. Un abrazo compadre Martín y otro para Atilio Urbina hijo, con quien si compartimos al lado de Don Carlos Sánchez Fernández, un genio y descubridos de talentos.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Solo me queda darle las gracias por sus visitas y sus siempre bienvenidos comentarios, compadre...Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. excelente anécdota, creo que yo era todavía un muchacho o no tan muchacho pero tampoco estaba por los 30, no se si llegastes a conocer al Sr. Lino la Rosa y a Don Hugo Gonzales, que trabajaban en Correo, creo que también trabajaron en una época en Expreso, bueno el Sr. Atilio tenía un parecido con este Sr. Hugo, me entenderás si los has conocido...mira que despues de casi un año he vuelto a ver estas pagina...perdona la falta de consideración

    ResponderEliminar